Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La zona franca no debe pertenecer al sector público

#ZonasFrancas #LanuevaCara

Se conoce que parte del plan de Villamizar es entregar la administración a un tercero, para lo que se está definiendo el mecanismo.

Foto: Alfredo Estévez

Edgar Orlando Martínez Mendoza, director ejecutivo de la Cámara de Zonas Francas de la Andi, dijo que parte del deterioro del parque industrial de Cúcuta se debe a que durante muchos años se usó como una plataforma comercial y no industrial.

 

Las zonas francas, como cualquier iniciativa de orden privado que demandan gran inversión, no pueden estar en manos del Estado. El caso de Cúcuta, en el que el parque industrial es propiedad de la gobernación de Norte de Santander, es un hecho que no debe suceder.

La afirmación la hizo Edgar Orlando Martínez Mendoza, director ejecutivo de la Cámara de Zonas Francas de la Andi, que visitó la ciudad para participar en el tercer simposio organizado por la Federación Colombiana de Agentes Logísticos en Comercio Exterior (Fitac), capítulo Cúcuta.

La dificultad cuando un ente territorial o el Estado son los socios de esta clase de proyectos que requieren gran inversión es la demora en la llegada de los recursos, que pueden tardar hasta tres administraciones en ser aprobados y para cuando esto sucede, ya los proyectos están acabados, apuntó el vocero de los empresarios.

Por eso, desde su punto de vista, lo más práctico que puede hacer la gobernación, en este caso el mandatario de esta entidad, William Villamizar, es concesionarla y entregarla a un privado que se encargue de hacer las inversiones requeridas y desarrollar un plan de trabajo a largo plazo.

Al respecto, se conoce que parte del plan de Villamizar es entregar la administración a un tercero, para lo que se está definiendo el mecanismo.

Este es tan solo uno de los pasos para lograr la promoción y el desarrollo correcto de la zona franca de Cúcuta, que, como todas las zonas en el país, se conformó para ser un “potencializador de la dinámica empresarial”, dijo Martínez.

El otro es que el sector privado le apueste verdaderamente al desarrollo industrial de la ciudad, utilizando este espacio empresarial para eso. El problema aquí, dijo Martínez, “es que durante muchos años la zona franca fue usada como una simple plataforma para enviar productos a Venezuela, con la misma vocación comercial de la ciudad”.

Ahora, poco a poco, la vocaciójn de la zona franca ha cambiado. Hoy, son más empresasindustriales que comerciales las que hacen presencia en el lugar, pero ellas siguen sufriendo las malas condiciones, como la deficiencia en los servicios públicos y este hecho, según dijo martínez, solo se presenta en el parque industrial de Cúcuta.

La Opinión

@laopinioncucuta

Medio de Comunicación de los nortesantandereanos.