Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Preguntas Frecuentes

1. ¿Qué tipo de empresas pueden ubicarse en la Zona Franca y por qué?

En las zonas francas sólo están restringidos el sector financiero y la exploración, explotación o extracción de recursos naturales no renovables (exceptuando la exploración y extracción costa afuera para el sector petrolero), las empresas pertenecientes a los demás sectores pueden instalarse en una zona franca. Dependiendo del total de activos que posea la empresa, de acuerdo con la legislación a marzo del 2018, los compromisos pueden ser desde 7 empleos (empresas con activos inferiores a 126.000 USD) hasta 150 empleos o inversiones que pueden ser cero (Pymes) o hasta de US$ 174 millones para grandes compañías.

Se han declarado como zonas francas, instituciones de salud de alto nivel, plantas de biocombustibles, data center y call center, refinerías, plantas de ensamblaje de vehículos, productoras de alimentos, proyectos costa fuera, entre otros. Si bien el sector industrial de bienes ocupa el mayor número de ZF’s con 62, las destinadas a los servicios son 37 y a la agroindustria 13.

2. ¿Qué ventajas y beneficios ofrecen las ZF para las pymes?

La legislación de zonas francas en Colombia determinó que las pequeñas empresas que ingresaran a zona franca no estaban obligadas a asumir compromisos de inversión ni de empleo. Esta decisión incentivó que aparecieran nuevas y pequeñas compañías que gracias a los incentivos pueden crecer dentro de la zona franca.  El decreto 2147 de 2016 trajo cambios que establecieron un mínimo de 7 empleos para las pymes; estos empleos deben ser demostrados de forma escalonada en los primeros 3 años. 3 el primero, 2 el segundo y 2 el tercero. Aun así, podemos afirmar que las zonas francas son incubadoras de empresas industriales de bienes y servicios, ya que allí nacen y se desarrollan.   Esto les permite acceder a los incentivos tributarios (20% impuesto de renta) y aduaneros (cero impuestos a la importación: arancel e IVA), estabilidad jurídica, acceso a mercados, facilitación aduanera, infraestructura de alto nivel, generación de economías de aglomeración y acceso a tecnología de punta.

Las empresas ubicadas en las zonas francas, generan encadenamientos productivos con otras empresas ubicadas en zonas francas o en el territorio nacional, gracias a los incentivos que otorga el régimen franco, tales como la exención de IVA en la adquisición de elementos para el desarrollo de su objeto social, reducen sus costos de producción hasta en un 56%.

3. ¿Cuáles son los beneficios para los inversionistas ?

Las empresas que ingresan a zona franca reciben importantes incentivos, unos de carácter tributario, otros aduaneros, de comercio exterior y de localización, lo cual es favorable para su competitividad nacional e internacional.

En materia tributaria, las empresas ubicadas en una zona franca cuentan con una tarifa única especial de impuesto de renta del 20%, adicionalmente, están exentos de la sobretasa al impuesto de renta que se cobrará para los años 2017 y 2018 y los bienes que  ingresan desde el exterior a estas zonas no están sujetos al pago impuestos a la importación (arancel e impuesto a las ventas); las venta de bienes desde el territorio nacional a usuarios industriales de zona franca es exenta del impuesto a las ventas, esto, para sus bienes de capital, materias primas y demás insumos que utilicen en el desarrollo de su proceso productivo; pueden realizar procesos industriales parciales dentro del territorio nacional sin trámite aduanero alguno, pueden construir sus plantas y edificaciones sin el pago del iva de los materiales de construcción, pueden nacionalizar partes y piezas para atender garantías postventa, pueden concentrar bienes nacionalizados y extranjeros dentro de sus instalaciones, lo que reduce los costos operativos.

Las empresas de zona franca pueden exportar los bienes fabricados a todos los países con los cuales Colombia tiene acuerdos comerciales y reciben igualmente el tratamiento preferencial en materia arancelaria que se haya acordado con ese país, lo que da la posibilidad de acceder con beneficios a un mercado de más de 1.500 millones de consumidores.

4. ¿Cuál es el procedimiento que debo seguir para ingresar a zona franca?

Cuando se trata de proyectos industriales, inicialmente se debe constituir una nueva empresa, definiendo las actividades que se van a realizar en la zona franca.  Se debe contar con un espacio físico al interior de la zona franca, y estructurar un proyecto que muestre la viabilidad y factibilidad desde el punto de vista técnico, económico y de mercado, adicionalmente se debe establecer el nivel de compromisos que generará este proyecto.  Una vez elaborado, se presenta la solicitud de calificación ante el Usuario Operador de la zona franca en la que se espera desarrollar el proyecto.  La solicitud debe ir acompañada de los documentos que exige la legislación aduanera colombiana.

El Usuario Operador de la zona franca analiza la solicitud y si encuentra que el mismo cumple con los requisitos que exige la legislación, expide el acto administrativo que concede la calidad de usuario calificado de la zona franca. A partir de ese momento la nueva empresa puede beneficiarse de todos los incentivos.

5. ¿Cuáles son los factores claves que hacen atractivo el régimen de zona franco?

Existen 10 factores claves por los cuales muchos sectores están llegando a las zonas francas. Estos son:

  • localización geográfica,
  • marco normativo favorable,
  • régimen tributario, aduanero y de comercio exterior especial,
  • acceso a mercados,
  • facilitación aduanera,
  • infraestructura para la operación,
  • facilidad para realizar encadenamientos productivos y de servicios – economías de aglomeración,
  • seguridad física,
  • acceso a la tecnología y disponibilidad de mano de obra especializada.
6. ¿Cuáles son las ventajas competitivas que obtienen las empresas al ubicarse en las Zonas Francas?

Las empresas ubicadas en zona franca gozan de una serie de beneficios que sumados generan una clara ventaja competitiva, centrada principalmente en:

  • La aglomeración de un gran número de empresas en un mismo legar, promueve la generación de encadenamientos productivos con otras empresas ubicadas dentro y fuera de zona franca, aprovechando los incentivos del régimen y reduciendo costos de producción hasta en un 59%.
  • Infraestructura competitiva de clase mundial, a costos razonables, a través del aprovechamiento de los beneficios aduaneros y tributarios.
  • Los productos fabricados en zona franca, se consideran originarios para efecto del acceso a los tratamientos preferenciales que Colombia haya establecido con otros países, lo cual da acceso sin restricciones a un mercado de más de 1.500 millones de consumidores.
  • Posibilidad de realizar nacionalizaciones parciales sobre un mismo documento de transporte, esto permite pagar los tributos aduaneros sólo al momento de realizar la salida de los productos de la Zona Franca al territorio aduanero nacional, permitiendo reducción en los costos financieros y alivio en el flujo de caja de las empresas.
  • Es viable realizar parte del proceso productivo en el territorio nacional mediante la figura de “procesamiento parcial” sin perder los beneficios de zona franca.
  • Pago de impuestos y tributos aduaneros sobre los bienes que realmente sean retirados de la zona franca.
  • Operación 24 horas los 7 días a la semana, a través de sistemas informáticos para el manejo de inventarios, y de control de ingreso y salida de mercancías y vehículos, reduciéndose las pérdidas y dando una mejor trazabilidad a las operaciones.
7. ¿Cómo aportan las zonas francas al desarrollo y crecimiento de la economía colombiana?

Las Zonas Francas promueven la creación de nuevas industrias, ya que la normatividad exige que quienes se instalen en éstas, para el desarrollo de procesos industriales, sean nuevas empresas.

Estas nuevas empresas incentivan una dinámica económica de alto impacto, ya que realizan nuevas inversiones, fomentan una infraestructura industrial y de servicios de largo plazo en las regiones, crean nuevos empleos, demandan materias primas e insumos nacionales y son fuente generadora de nuevos impuestos. En la actualidad se han creado zonas francas en más de 20 departamentos y en más de 67 municipios.

Estudios realizados por el DNP y por expertos economistas, demuestran que por cada peso que el Gobierno sacrifica, por la menor tasa impositiva de renta, le permite, adicional a las nuevas inversiones generadas, recaudar dos ($2) pesos. Cuando se incluyen los demás impuestos nacionales y locales, la relación se vuelve de tres ($3) pesos a uno ($1). Lo que lo convierte en un gran negocio tributario y de atracción de inversión para el gobierno.

8. ¿Cuál es el motivo del auge del modelo de zonas francas en el país?

La Ley 1004 de 2005 acató las exigencias de la organización Mundial de Comercio, eliminando los compromisos de exportación y redefinió los objetivos de las zonas francas, para que fueran motores de inversión, empleo y polos de desarrollo regional. La idea fue la de conservar el único instrumento de atracción de inversión y empleo y de esta manera impulsar la competitividad del país.

Las zonas francas no tienen compromisos de exportación y pueden vender el 100% de su producción o servicios al territorio nacional. Tienen una tarifa especial de renta del 20% respecto de la tasa general que a 2018 es del 33%; pueden realizar compras y ventas de mercancías exentas del impuesto a las ventas. Lo anterior le otorga una reducción acumulada del 59% en impuestos; le permite a las empresas no incurrir en el IVA de los materiales de construcción de sus instalaciones y se le facilita realizar operaciones de compra venta con empresas dentro del territorio nacional.

A diciembre de 2017, en promedio en los últimos 10 años, las zonas francas han invertido cerca de 4.3 billones de pesos anuales. De 40 zonas francas se aumentó a 112 zonas francas declaradas (39 zonas francas permanentes o multiempresariales, 69 zonas francas especiales o uniempresariales y 4 zonas francas costa fuera), se ha generado empleo directo para más de 69.464 personas y de forma indirecta se han generado otros 123.986 empleos.

El Gobierno Nacional a través de Procolombia ha apoyado la promoción del instrumento, a través de misiones al exterior, enfocadas en captar nuevas inversiones.  Gracias a ello se han concretado importantes proyectos para el país por más de 2.000 millones de US$ provenientes de países como India, Canadá, Argentina, Estados Unidos, Brasil, España y Guatemala.

9. ¿Cuál es la diferencia entre zona franca y parque industrial y qué beneficios ofrece?

Las zonas francas son declaradas por el Gobierno Nacional, estas deben tener un área mínima y continua de 20 hectáreas, los parques industriales no tienen estos requisitos.

Para ubicarse en una zona franca, las empresas deben presentar un proyecto de factibilidad y ser autorizadas por el Usuario Operador de la misma. Las empresas de los parques industriales no deben cumplir con esta condición.

Las empresas que se establecen en los parques industriales no cuentan con incentivos fiscales, aduaneros y de comercio exterior, mientras que las empresas instaladas en zonas francas sí.  Tarifa especial y única de renta del 20%, los bienes que ingresan de otros países a estas zonas no son responsables del pago de impuestos a la importación durante el tiempo que permanezcan dentro de las mismas, y las ventas que se hacen desde el territorio nacional a usuarios industriales de zonas francas o entre estos son exentas de IVA.

Adicionalmente, el contar con todos los incentivos del régimen, permite desarrollar al interior de las zonas francas, toda una infraestructura de clase mundial, con los más altos estándares de calidad, modernidad y competitividad.  Por otro lado, teniendo en cuenta las necesidades de las empresas que se instalan, al interior de las zonas francas se genera una comunidad que ofrece los servicios de valor agregado que requieren las empresas, seguridad, servicios bancarios, restaurantes, entre otros.

Por ser un régimen especial, las operaciones de ingreso y salida de una zona franca son sujetas al control de la autoridad aduanera, las de los parques industriales no son sujetas a estos controles. Adicionalmente, las operaciones de las empresas de zona franca también son auditadas por firmas externas y son controladas y autorizadas por el Usuario Operador de la zona franca, a través de sistemas de control de inventarios.

10. ¿Cuándo se crearon las Zonas Francas en Colombia?

La figura de zonas francas aparece en Colombia en el año 1959 con la creación de la primera Zona Franca Pública en Barranquilla. Estas surgen debido a la necesidad que en ese momento existía de promocionar las exportaciones, ofreciendo incentivos a la industria para fortalecer sus procesos, con miras a llegar a mercados externos. Este modelo imperó en Asia, Europa y América hasta los años 60, momento en el cual algunos países permitieron que los bienes producidos en sus zonas francas ingresaran al mercado interno.

En Colombia las zonas francas eran establecimientos públicos administrados en ese momento por el Ministerio de Desarrollo Económico.  A principios de los años 90 el gobierno nacional decidió privatizarlos, cuando recién apareció el Ministerio de Comercio Exterior, en cabeza del entonces Ministro Juan Manuel Santos. A partir de ese momento se crearon zonas francas privadas, ya no solo en las zonas de frontera, sino también al interior y en las principales ciudades del país, Bogotá, Medellín, Armenia, Cartagena, Cali y Santa Marta.

Luego de la expedición de la Ley 1004 de 2015 se reformularon los objetivos de las zonas francas, dejando de ser un mecanismo de promoción de exportaciones y enfocándolas hacia la atracción de inversiones y la generación de empleo. Así, más allá de ser una plataforma eficiente de comercio exterior se consiguió, a través de los beneficios fiscales y aduaneros, generar competitividad a la industria de bienes y de servicios del país.

11. ¿Cuáles son las clases de zonas francas en Colombia?

En Colombia existen tres tipos de zonas francas. Las zonas francas permanentes, las permanentes especiales (uniempresariales) y las transitorias.

Las zonas francas permanentes (zonas francas de parque o multiempresariales) son áreas con una extensión superior a 20 hectáreas (salvo que se trate de zonas francas de servicios, en cuyo caso el área puede ser inferior), en las cuales se instalan múltiples y diferentes empresas para desarrollar actividades industriales, comerciales y de servicios.

Las Zonas Francas Permanentes Especiales son aquellas en las que se instala una sola empresa, que por su necesidad requiere estar en un área o ubicación específica.  Se trata de proyectos de alto impacto económico y social para el país.

Estos dos tipos de zona franca pueden ser declarados por un término hasta  de 30 años.

Las zonas francas transitorias son espacios que se habilitan por un término definido para el desarrollo de actividades feriales y de exhibición que sean de importancia para la economía y el comercio internacional del país.

12. ¿Qué son las zonas francas de salud?

Las zonas francas de salud fueron creadas con el fin de facilitar la construcción de nuevas instituciones prestadoras de este tipo de servicios, que permitiera ampliar la cobertura en el país, mediante el aprovechamiento de los incentivos del régimen franco, permitiendo la modernización de la infraestructura para la prestación de servicios de un nivel superior a costos eficientes.

A través de las zonas francas de salud se promueve la prestación de los mejores y más modernos y especializados servicios de salud tanto para los residentes nacionales como para extranjeros. Esto adicional a los beneficios que obtiene la población local, ha permitido posicionar al país a nivel mundial como un gran y potencial exportador de servicios de salud.

13. ¿Cuantas Zonas Francas existen en Colombia en el sector salud?

A diciembre de 2017 se han declarado 14 zonas francas dedicadas a la prestación de servicios de salud, ubicadas en las ciudades de Bogotá, Soacha, Montería, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena, Cúcuta, Neiva, Medellín y Pasto.

Las nuevas inversiones proyectadas por esta 14 zonas francas, superan los $ 1.5 billones de pesos. y generarán más de 10.000 empleos.

14. ¿Cuál fue la última reforma tributaria a las Zonas Francas en Colombia, qué establece?

Atendiendo a las exigencias de la Organización Mundial de Comercio, OMC, que estableció que los descuentos de renta que se otorgaban a las empresas no podían estar atados a compromisos de desempeño, en el año 2005 mediante la expedición de la Ley 1004, se modificó la tarifa del impuesto de renta, pasando de un 0% sujeto al compromiso de exportar el 50% de su producción, a una tarifa única del 15% sin compromisos.  Con la reforma tributaria del 2016 la tarifa se ajustó al 20%.

Antes de la última reforma tributaria, Ley 1819 de 2016, las zonas francas tenían básicamente dos regímenes.  El primero para aquellas constituidas antes del 2012, a quienes les aplicaba una tarifa de renta del 15%, no estaban sujetas al CREE y no gozaban de la exención de aportes parafiscales. El segundo, para las zonas francas constituidas después del 2012 con una tarifa combinada de impuesto de renta–CREE del 24%, pero con exención de aportes parafiscales.

La Ley 1819 de 2016, unificó la tarifa de renta en el 20% para todas las zonas francas, no pagan la sobretasa en renta, están exenta del pago de parafiscales y están exentas del impuesto a las ventas IVA y del pago de los derechos de importación.

15. ¿Cuáles son los principales cambios que trae el decreto 2147 de 2016 y que ajustes se realizarán al mismo?

El gobierno nacional con el decreto 2147 de 2016, realizó ajustes importantes como:

  1. Se podrán solicitar prórrogas para cumplir los compromisos de inversión y desarrollo de las obras.
  2. Las zonas francas se podrán ampliar a terrenos que se encuentren en el rango de un kilómetro de proximidad.
  3. Se eliminan requisitos de área para las zonas francas permanentes de servicio. Hoy día deben tener como mínimo 20 hectáreas para declararla como zona franca.
  4. Exige a los usuarios la obligación de enviar reportes de inversión y empleo.
  5. Permite el funcionamiento de oficinas y ciertas actividades de gobierno corporativo fuera de la zona franca.
  6. Permite el movimiento entre zonas francas de mercancías nacionales utilizando solo el formulario de movimiento de mercancías que autoriza el usuario operador.
  7. Se podrán utilizar los equipos de salud que hay dentro de las zonas francas, fuera de ellas, sin nacionalizarlos.
  8. Se permitirán ventas al detal en zonas francas, solo para las de servicios turísticos y de salud.
  9. Se aclara y precisa que el proceso de nacionalización puede realizarse dentro de la zona franca y mantener las mercancías nacionalizadas dentro de ésta.
  10. Se garantiza una debida aplicación del régimen sancionatorio, concentrándose en los errores sustanciales y no en los formales.

Adicionalmente en el 2018 se incluirán nuevos ajustes para:

  1. Flexibilizar los plazos para el recibo de carga y aprobación del formulario de movimiento de mercancías a 24 y 72 horas.
  2. Realizar operaciones de ingreso y salida en el caso de viajeros,
  3. Se dio potestad y se estableció un procedimiento más sencillo para que el usuario operador autorice la salida de residuos y desperdicios.
  4. Los usuarios industriales podrán solicitar directamente el régimen de cabotaje.
  5. Los usuarios industriales y comerciales podrán realizar traslados del depósito a la zona franca.
  6. Los usuarios industriales podrán nacionalizar partes y piezas para atender los servicios de garantía postventa.
  7. Se reducirá a 17 el número de sanciones.
  8. Los errores formales no sean sancionables
16. ¿Cuáles son los resultados que han alcanzado en materia de exportaciones y generación de empleo?

El total del comercio exterior que mueven las zonas francas es de US$ 4.364 millones de dólares, cifra que no contabiliza las transacciones que se realizan entre el territorio nacional y las zonas francas, lo cual incrementaría notablemente el valor de las mercancías que se moviliza a través de estas zonas.

Del año 2009 a 2010 las exportaciones de zonas francas presentan un crecimiento del 183%, al pasar de US$ 721 a US$ 2042 millones, para luego tener una caída, al pasar de US$ 3240 en el año 2011 a US$ 2018 mill en el año 2015. En el año 2016 las exportaciones repuntan en un 40% y finalmente vuelven a caer en el año 2017 en cerca del 30%, llegando a exportarse US$ 2.252 millones, es decir que volvimos a tener cifras de exportaciones de hace 7 años.

Por su parte, las importaciones tienen su pico de crecimiento más alto en el año 2010, con un crecimiento del 64% y su valor más alto en el año 2012 con US$ 3139 millones. A partir del 2011 hasta el 2016, se presenta una tendencia a la baja, hasta llegar a caer en un 14% en el 2016 con un freno en la caída y mínimo repunte del 3% en el 2017 con importaciones que ascendieron a US$ 2.112 millones.

La balanza comercial de las zonas francas fue superavitaria para los años 2010 a 2013, con su valor más alto en el año 2011 con un monto de US$ 908 millones. Ya para los años 2014 y 2015 empieza a tener un comportamiento deficitario y caen a – US$ 324 millones en el 2015.  En los últimos dos años se presenta un superávit de US$ 1052 en el 2016 y US$ 140 millones en el 2017.

Para poder encontrar mayores razones sobre este comportamiento, es necesario hacer un análisis profundo sobre la composición de la estructura exportadora de las zonas francas, ya que las cifras están afectadas por sectores como el minero y el petroquímico (empresas productoras y exportadoras de oro y la refinación de petróleo crudo), los cuales ante un alza o baja de sus operaciones, tiene un alto impacto similar en las cifras de zona franca.

En materia de empleo, el mayor crecimiento del empleo directo e indirecto se presentó en el período 2011 – 2014, con tasas de crecimiento del 11%, 12%, 17% y hasta del 45% anual; lo anterior como consecuencia del “boom” y despegue de las zonas francas, aunado a las tasas de crecimiento económico, superiores al 4% en ese mismo periodo.

Para el 2017 el crecimiento del empleo en las zonas francas es del 1%, lo que concuerda con el decrecimiento en general de la industria; pero, aun así, las zonas francas siguen siendo uno de los pocos sectores que presenta signos positivos de empleo.

En la actualidad las zonas francas generan más de 69.000 empleos directos y 123 mil indirectos y cada zona franca está trabajando por brindar mejores opciones y oportunidades a los empleados. Las zonas francas que más usuarios tienen, cuentan con portal de empleo, han hecho alianzas con centros educativos y universidades, construyen instalaciones y cuentan con programas de formación especializada y bilingüismo que beneficia al personal, dentro y fuera de zona franca. Hoy cerca del 7% de los empleados se capacitan dentro de la zona franca.

Del análisis anterior, lo que se ve a simple vista, es que los crecimientos o decrecimientos de los indicadores de zonas francas en materia de empleo y exportaciones, tienen una correlación directa y mantienen un cordón umbilical, con lo que le pasa a la industria nacional.